AERANTHOS

Clínica dental, Alcantarilla

 

Cada vez buscamos con más intensidad, fruto de una convicción compartida, que la acción se resuelva con la mínima materialidad. El proyecto debe dar una respuesta clara a la organización funcional que su promotor demanda, debe articular organizadamente la diversidad de actividades que allí han de desarrollarse, debe dar respuesta a todo el confort que la prestación de un servicio tan sensible requiere, debe, incluso, atender la necesidad de una presencia urbana llamativa. Pero en la respuesta a todos esos "debes" intentamos que los recursos se solapen, se yuxtapongan o converjan para que sus efectos se multipliquen y, en consecuencia, su número se reduzca.

Así, finalmente, esta obsesión por la esencia se convierte en una economía, en una administración, que otorga amabilidad al proceso y permite alcanzar su conclusión sin que se rompan los frágiles consensos que lo activan.

Fotografías © Ad-hoc msl



 

 

Ad-hoc msl © 2002-2017   |   aviso legal   |   webmaster