PIEDRAS SUCIAS

Concurso público para complejo cultural Las Cigarreras, Alicante

 





Cuando uno visita un patrimonio herido, al objeto de dedicar un tiempo a buscar fórmulas y formas que restañen esas heridas, puede ver piedras desnudas o piedras saturadas de memoria, piedras atractivamente sucias. Y si eres de esos románticos que se conmueven más por las historias que por las presencias, Cigarreras resulta un lugar donde conmocionarse. Cigarreras es gran parte de la memoria de Alicante. Una memoria que se presenta confinada, borrosa y congelada. Una memoria que subsiste en la atmósfera de unos espacios desposeídos de toda presencia, pero que aún permite sentir el latido lejano de unas vidas volcadas en la producción y en la interacción.

Intervenir en ese patrimonio pasará por decidir a qué patrimonio nos referimos, al material o al inmaterial. Y será un error pensar en el inmaterial obsesivamente, como fue nuestro caso, porque te desentenderás de lo visual, porque permanecerás atrapado por un sentimentalismo impropio de los tiempos pragmáticos que nos atraviesan, porque buscarás modelos, estrategias, sistemas de continuidad, de prolongación, o de actualización, pero nada querrás saber del desentendimiento, tan necesario para el éxito fundado en la eficacia.

Y al final confirmarás que son tiempos confusos y contradictorios porque lo público se mueve cada vez más impulsado por dejar una presencia solitaria y autista que eluda la contaminación propia de los procesos complejos en los que la vida en realidad se va tejiendo.

Autores; Adhoc > Arquitectura y Territorio + Belén Jaquero Peña, Juan Manuel Lopez Carreño, Andoni Arrasate García, Marta Ariza Beixer.

 

 

Ad-hoc msl © 2002-2021   |   aviso legal   |   webmaster