CASA F

Vivienda unifamiliar, Murcia

 





En el principio de la cadena de decisiones que conlleva construirse una casa se sitúa establecer una manera concreta de relacionarse con el contexto, que representa con claridad una forma de estar en el mundo, y que oscilaría según un parámetro de cota. Es claro que con la mayor altura se busca sentir el dominio del territorio, apropiárselo, y que, conforme vayamos bajando el plano de la vida doméstica, el sentimiento, irá desplazándose hacia el deseo de integrarse en él.

Esta casa se sumerge en su topografía, esta casa quiere sentir la tierra, vivir la tierra, formar parte, en alguna forma, de la tierra. No es una cueva que se adentra para negar una relación contextual, ese sería el nivel más bajo de cota y de mayor intensidad telúrica; pero sí es un poco una madriguera que conjuga la excavación necesaria para crear los espacios interiores necesarios para la vida, con el acondicionamiento justo de los espacios exteriores para completar los programas.

Imágenes © Ad-hoc > arquitectura y territorio

 

 

Ad-hoc msl © 2002-2021   |   aviso legal   |   webmaster