BAR ORIENTE

Reforma de bar en la calle del Pilar, Murcia

 

Era de los bares de toda la vida. Su clientela diaria es fija, abundan los frikies, nosotros entre ellos. Allí se cruzan conversaciones que mezclan fútbol con política, un poco de sexo, ciclismo, chistes, esquelas, moda,... Era un bar muy pequeño y muy lleno. Nuestro objetivo era inmediato: hacerlo más grande. Pero, ¿cómo hacer un local más grande sin poder contar con más espacio? Fue un trabajo de repelamiento y ajuste. Primero todo lo que no sirve: fuera, después todo lo que se tiene que quedar: reordenarlo. Decidimos crear un espacio libre interior en el que solo aparecería la barra como objeto, lo demás debía alojarse en esa corona intersiticial dispuesta entre el espacio libre interior y la línea de cerramiento exterior. Lo medimos todo, desde el molinillo a la máquina de tabaco, y, poco a poco, lo fuimos reubicando. Conseguimos, incluso, que nos sobrara espacio intermendio, disponiendo unas barras complementarias con vistas a la calle para los amantes de leer el periódico con cierta tranquilidad.

Fotografías © David Frutos Ruiz

[ MENCIÓN en los XIV Premios de Arquitectura de la Región de Murcia 2007 ]

 

 

Ad-hoc msl © 2002-2016   |   aviso legal   |   webmaster